fbpx

RIESGOS ENTRE PARTICULARES EN LA COMPRAVENTA DE VIVIENDA

Timos, engaños y riesgos que por desgracia se producen entre particulares

Si estás pensando en vender tu inmueble de forma particular te puedes encontrar con algunos de estos problemas:

– Que las visitas tarden en llegar a tu casa.

– Que las personas que la visitan no encuentren lo que realmente están buscando.

– Que a esas personas no les guste tu propiedad porque estaban mal informadas y pensaban que era otra cosa.

– Que las personas que quieran comprar la casa, y que suelen ser las más «lanzadas», no consigan la financiación hipotecaria. ¡Vaya tiempo perdido!

– Que a tu casa la vayan a visitar curiosos o «listillos» que lo único que quieren es comparar precios de la zona o el precio de venta de sus propias viviendas.

– Que abras las puertas de tu vivienda a personas que ni conoces ni sabes las intenciones que llevan (pueden incluso querer robar), en cambio la inmobiliaria antes de realizar una visita comprueba quienes son y si son potenciales compradores. 

– Que te quieran regatear demasiado el precio, y tú cansado de que pase el tiempo, te venga la urgencia y accedas a hacer una rebaja excesiva.

– Que te quieran estafar. Estas son las ESTAFAS más comunes que sufren los propietarios que venden vivienda:

– Que se prolongue indefinidamente la reserva de la vivienda de forma que tú no la vas a poder vender hasta que el supuesto comprador encuentra compradores para revender.

– Que te hagan pagar impuestos que no te corresponden.

– Que los datos que aportan sean falsos, que sean falsificados.

– Que después de estudiar tu perfil y tus hábitos te “okupen” la vivienda. Si es una inmobiliaria quien tiene tu vivienda a la venta, estos degenerados se lo piensan dos veces antes de hacerlo.

– Cuidado cuando un potencial interesado te ofrece una elevada suma de dinero a cambio de que pagues los trámites de la transferencia.

– Cuidado cuando vendes un inmueble y un potencial interesado, sin visitar el inmueble, te propone pagar de inmediato, al contado o cerrar negocio en otra ciudad.

– Perder la vivienda, pero conservar la hipoteca: suele afectar a personas que tienen dificultades para pagar su hipoteca. Un supuesto empresario se ofrece a comprarles la vivienda, pero les asegura que les dejará seguir viviendo en ella en régimen de alquiler. Los afectados firman la cesión de la propiedad y de la hipoteca. Sin embargo, existe una cláusula que especifica que esto último sólo se hará “si el banco lo permite”, como la entidad bancaria deniega las solicitudes, pierden su casa, pero conservan la hipoteca.

Todo lo anterior son sólo algunos ejemplos, pero hay más, y ello puede convertirse en una auténtica pesadilla, créenos, no es intentar meter miedo, pero estas cosas pasan.

¡Ojo! un estudio dice que 9 de cada 10 estafas inmobiliarias se producen por particulares, no por agencias.

Compare

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad